Castellano Svenska

La depresión

La depresión es una enfermedad muy común, se onsidera que una cada personas ha padecido en algún momento de ella. Se caracteriza por una serie de síntomas mentales y físicos, que pueden ser pensamientos terribles acerca de acontecimientos en el futuro, insomnio, disminución del apetito, culpa, angustia, falta de alegría, así como tristeza, pensamientos negativos.

Aunque, desde la medicina tradicional, se suele considerar un problema sintomatológico que tiene que ver con la química interna del cerebro, y que sólo se puede tratar con medicación, existen teorías psicológicas que expliquen el fenómeno y, consecuentemente, como se puede curar. Por mi experiencia con muchos casos de depresión, he visto que la causa principal se debe a que existen conflictos internos e inconscientes que la persona no sabe cómo resolver.

Desde pequeños nos hemos ido construyendo una estructura adaptativa defensiva, una coraza cuya función es protegernos de los peligros tanto internos (nuestros miedos y compulsiones) como externos. En principio esta estructura caracterial nos debe dar estabilidad, pero existen circunstancias en las cuales la estructura se descompensa y surgen los síntomas. Estas circunstancias suelen ser el estrés prolongado o acontecimientos traumáticos que no podemos asimilar correctamente.

Cuando esto ocurre puede pasar que salgan a flote los conflictos internos. En la depresión es típico que la lucha entre la parte impulsiva de la persona (suele ser rabia reprimida), quede inhibida por la parte reguladora de la personalidad, es decir, el impulso no se puede realizar porque la persona, de forma inconsciente, considera que eso significa ponerse en peligro, que está prohibido hacer o incluso pensar en hacer aquello que quiere el impulso. Eso puede resultar en una parálisis a nivel de motivaciones y de ganas de hacer cosas, y a sensaciones de vacío, de ansiedad o de angustia debido al miedo interno generado por el conflicto. Sin embargo hay otras razones profundas que también pueden tener como síntoma principal una depresión, como el miedo al abandono, la baja autoestima,etc.


La terapia se basa básicamente en identificar en primer lugar las fuentes de los conflictos inconscientes, que por regla general suelen ser conflictos aparecidos durante la infancia, y aplicar diferentes técnicas psicoterapéuticas para ayudar a resolverlos. La toma de medicación no es incompatible con la psicoterapia, a veces incluso puede ser necesaria para que el paciente pueda sacar la sufiente energía para acudir a la terapia así como para poder tener un día día aguantable. A medida que vayan disminuyendo los síntomas, se va bajando la medicación hasta que ya no sea necesaria y la persona puede ya vivir en libertad y tranquilidad.

 

« volver