Castellano Svenska

Psicoterapeuta Psicocorporal Reichiano

Psicoterapia Corporal y EMDR intergrados

                                                                                         

Ser psicoterapeuta corporal quiere decir que, en mi trabajo psicoterapéutico, tomo en cuenta tanto el cuerpo como la mente del paciente. Durante nuestra infancia, los efectos de las experiencias negativas como los traumas, las carencias emocionales, etc., se van fijando en la musculatura del cuerpo creando desde tensiones crónicas hasta enfermedades psicosomáticas. Es muy frecuente que las emociones a las que cuesta llegar a través del hablar, son más fáciles de conectar a través del cuerpo. Durante los últimos años, la neurociencia ha ido confirmando esta estrecha relación entre la mente y el cuerpo y como resultado las terapias psicocorporales son cada vez más usadas. También ha surgido nuevos tipos de terapias, más directas y eficientes que las psicoterapias clásicas, la tal vez más famosa siendo el EMDR, una psicoterapia de nueva generación que, en determinados casos, reduce significativamente el tiempo de tratamiento permitiendo al mismo tiempo trabajar muy profundamente. Durante mis años de experiencia, he visto que la combinación entre la terapia psico-corporal y la nueva terapia EMDR, como suele pasar cuando se integran diferentes técnicas buenas y eficientes, da muy buenos resultados aumentando la eficiencia de ambas.